LOS QUE NO BAJAMOS LOS BRAZOS

DE AQUEL TERRORISMO DE ESTADO A
ESTOS TERRORISTAS DE MERCADO

No conformes con todas las acciones terroristas que llevaron a cabo
a lo largo de la historia Argentina, atropellando los derechos
humanos de millones de mujeres, hombres y niños “los grupos” de
poder económico y financiero, dieron otra vuelta de tuerca contra
los trabajadores, trabajadoras y jubilados. Aprovechándose de su
impunidad y tomando al gobierno como brazo ejecutor de este
nuevo atentado – con forma de paquete de ajuste- no dejaron de
reclamar mano dura contra quien resista. Y ya preparan una nueva
escalada de violencia.
casi el 70 por ciento de la población laboral acorralada entre la
desocupación –que volvió a crecer exponencialmente- el
subempleo- también en alza- la superexplotación y un mayor
deterioro de las condiciones de trabajo, el gobierno Macrista ejecuto
la orden dada por los dueños del dinero. Y el FMI
Los autores ideológicos son siempre los mismos. Ayer pusieron a
los militares a matar, a desaparecer, a instrumentar el plan
económico que, bajo la consigan de “achicar el estado para
agrandar la nación”, desarticulara al país en aras de los intereses
del privilegio. A favor de ellos mismos. De ahí Martínez de Hoz, de
ahí Cavallo, todavía en acción. Hoy tan salvajes e insaciables como
antes, procuran destruir a los trabajadores y sus organizaciones. A
la par que siempre amenazantes, renuevan y perfeccionan las
condiciones que les permitan incrementar su taza de rentabilidad. Y
para eso a diferencia de las tenebrosas madrugadas regadas de
milicos saqueando, torturando, despareciendo y matando
compañeros, ahora dirigidos por el Departamento de Estado Yanki,

desatan una guerra jurídica (lawfare) combinando prensa
hegemónica, servicios de inteligencia y la justicia amañada para
perseguir opositores y encarcelarlos o matarlos si es necesario,
arrasando en toda América Latina con gobiernos populares o
carpeteando a toda la oposición. En tanto se aplica este terrorismo,
nuestro pueblo, no eximido de miserias políticas, sufre la pobreza y
el hambre que crece pavorosamente como consecuencia de un
modelo colonial económico y social, hecho a la medida de los lobos
de mercado, de los barones de la bolsa, algunos de los cuales
inquietos por el descontento social, requieren de la fuerzas
represoras que velen armas por si los humillados, los degradados,
los precarizados, los marginados, los explotados, siguen sumando
hartazgo y no renuncian a vivir con dignidad.
Por todo ello convocamos a combatir el miedo y la resignación,
movilizándonos cada día en defensa de los Derechos Humanos y
llamando a marchar el 24 de marzo gritándole a Macri:

BASTA DE TERRORISMO DE MERCADO!
SON 30.000
FUE GENOCIDIO
Hector Carrica
DD.HH. ATE NACIONAL (CDN)